Snowflake

(7 minutos de lectura)


Snowflake es una plataforma global única que habilita la nube de datos. Está diseñado exclusivamente para conectar empresas de todo el mundo, en cualquier tipo o escala de datos, en muchas cargas de trabajo diferentes, y para permitir una colaboración de datos perfecta.

Los conceptos arquitectónicos de Snowflake se alinean perfectamente con los objetivos de un Data Lake. El propósito de esta plataforma es aprovechar el almacenamiento económico disponible en la nube, brindar la potencia de cómputo bajo demanda necesaria para big data y ofrecer la capacidad de almacenar datos semiestructurados y estructurados en un solo lugar. Su principal diferencia es que su arquitectura única se adapta perfectamente a los requisitos de un Data Lake y simplifica todo a través de una interfaz SQL, muy familiar para los ingenieros y administradores de bases de datos.


SNOWFLAKE - ¿QUÉ ES?

Como se mencionó anteriormente, Snowflake es una plataforma de almacenamiento de datos basada en la nube que brinda un servicio completamente administrado para: almacenar, administrar y analizar datos. Está construido sobre Amazon Web Services (AWS), Microsoft Azure y Google Cloud Platform (GCP) y utiliza una arquitectura única llamada almacén de datos en la nube, que le permite manejar grandes cantidades de datos y admitir múltiples cargas de trabajo simultáneamente.

La arquitectura de Snowflake separa el almacenamiento y la computación, lo que permite a los usuarios escalar su almacén de datos independientemente de sus recursos informáticos. También admite múltiples tipos y formatos de datos, incluidos datos estructurados, semiestructurados y no estructurados, y se integra con una amplia gama de fuentes de datos y herramientas de BI.

Una de las características clave de Snowflake es su capacidad para ofrecer elasticidad instantánea, lo que permite a los usuarios ampliar o reducir los recursos de su almacén de datos según sea necesario. De esta forma, permite a las empresas hacer frente a los picos estacionales de tráfico o adaptarse a los cambios sin preocuparse por las limitaciones de la infraestructura.

En resumen, Snowflake fue diseñado para simplificar el proceso de administrar y analizar grandes cantidades de datos, haciéndolos accesibles a una amplia gama de usuarios y casos de uso.


¿CÓMO UTILIZAR SNOWFLAKE?

Para usar Snowflake, normalmente debe seguir estos pasos:

1) Cree una cuenta en Snowflake: el primer paso es registrarse para obtener una cuenta en el sitio web de Snowflake. Tendrá que proporcionar cierta información básica sobre su negocio y sus necesidades de datos.

2) Cree una base de datos y un esquema: después de crear su cuenta, puede crear una base de datos y un esquema. La base de datos es donde se almacenarán sus datos y el esquema es un contenedor lógico para organizar sus datos en la base de datos.

3) Cargue datos en Snowflake: después de configurar su base de datos y esquema, deberá cargar datos en Snowflake desde una variedad de fuentes. Esto puede incluir datos estructurados de una base de datos SQL, archivos CSV o Excel, o datos semiestructurados como JSON o XML.

4) Consulta tus datos: una vez que tus datos estén en Snowflake, puedes consultarlos usando SQL. Snowflake es compatible con la sintaxis SQL estándar, así como con extensiones para manejar datos semiestructurados.

5) Analice sus datos: además de consultar sus datos, Snowflake también proporciona una variedad de herramientas de análisis e integraciones con plataformas de BI de terceros, como Tableau, Looker y PowerBI.

6) Escale sus recursos: finalmente, Snowflake le permite escalar fácilmente sus recursos hacia arriba o hacia abajo según sus necesidades. Esto puede incluir agregar más recursos informáticos para manejar cargas de trabajo más grandes o reducir recursos durante períodos de baja demanda para ahorrar costos.


Snowflake fue diseñado para ser una plataforma flexible y fácil de usar para administrar y analizar grandes cantidades de datos. Si bien puede haber cierta curva de aprendizaje al principio, la interfaz es muy fácil de usar y su documentación es muy sólida, lo que hace que la plataforma sea accesible para usuarios de todos los niveles.


ARQUITECTURA DE SNOWFLAKE

La arquitectura de Snowflake está diseñada para manejar grandes cantidades de datos y admitir múltiples cargas de trabajo al mismo tiempo. Se basa en una arquitectura de varios clústeres que no comparte y que separa el almacenamiento y la computación, lo que permite la escalabilidad, la elasticidad y el rendimiento.

Estos son algunos elementos clave de la arquitectura de Snowflake:

1) Almacenamiento de datos en la nube: Snowflake es una plataforma de almacenamiento de datos basada en la nube que se ejecuta sobre la infraestructura de la nube pública de AWS, Azure y GCP. Esto permite que Snowflake aproveche la escalabilidad y la elasticidad de la computación en la nube, lo que facilita la ampliación o reducción según sea necesario.

2) Separación de almacenamiento y cómputo: Snowflake separa el almacenamiento y el cómputo, lo que significa que los datos se almacenan en una capa separada de los recursos de cómputo utilizados para consultar y analizar los datos. Esto permite que Snowflake escale de forma independiente los recursos informáticos y de almacenamiento, lo que brinda mayor flexibilidad y ahorro de costos.

3) Almacenes virtuales: en Snowflake, los recursos informáticos se aprovisionan a través de almacenes virtuales, que son grupos de recursos informáticos que se pueden escalar hacia arriba o hacia abajo según la carga de trabajo. Cada almacén virtual está aislado de otros almacenes virtuales, lo que garantiza que no haya conflictos de recursos entre diferentes cargas de trabajo.

4) Arquitectura de múltiples clústeres: la arquitectura de múltiples clústeres de Snowflake permite el procesamiento paralelo de consultas en múltiples clústeres de cómputo. Esto significa que Snowflake puede manejar consultas complejas y grandes conjuntos de datos de manera rápida y eficiente.

5) Escalado automático: la arquitectura de Snowflake permite el escalado automático de almacenes virtuales en función de la carga de trabajo. Cuando aumenta una carga de trabajo, Snowflake puede aumentar automáticamente los recursos informáticos adicionales para manejar la carga de trabajo y luego reducir la escala cuando la carga de trabajo disminuye.

6) Uso compartido de datos: la arquitectura de Snowflake permite compartir datos fácilmente entre organizaciones sin necesidad de copiar o mover datos. Esto permite la colaboración en tiempo real y el intercambio de datos mientras se mantiene la seguridad y el control de los datos.


Es importante decir que la plataforma de datos Snowflake no se basa en ninguna tecnología de base de datos existente ni en ninguna plataforma de software de big data. De hecho, la plataforma de Snowflake combina un motor de consulta SQL completamente nuevo con una arquitectura innovadora diseñada de forma nativa para la nube. Por lo tanto, Snowflake proporciona toda la funcionalidad de una base de datos analítica empresarial, junto con muchas características especiales adicionales y características únicas.


¿Qué te pareció nuestro artículo? ¡Asegúrese de seguirnos en las redes sociales y siga nuestro blog para mantenerse actualizado!
Comparte este artículo en tus redes sociales:
Califica este artículo:

Otros artículos que podría interesarle leer

  • Todos (130)
  • Bienestar (12)
  • Carrera profesional (35)
  • Competencias (4)
  • Desarrollo (70)
  • Diseño (7)
  • Diversidad e inclusión (3)
  • Eventos (3)
  • Historia (11)
  • Industrias (6)
  • Innovación (30)
  • Liderazgo (7)
  • Proyectos (20)
¿Le gustaría que su artículo o video sea publicado en el blog y las redes sociales de beecrowd? Si está interesado, envíenos un correo electrónico con el asunto “BLOG” a [email protected] y le daremos más detalles sobre el proceso y los requisitos previos para que su artículo / video sea publicado en nuestros canales

Sede
Rua Funchal, 538
Cj. 24
Vila Olímpia
04551-060
São Paulo, SP
Brasil

© 2023 beecrowd

Todos los Derechos Reservados